Páginas del blog Ría de Ribadeo

lunes, 29 de agosto de 2011

Vía verde del Eo

Hoy traigo al blog una hermosa ruta de senderismo que discurre junto a las aguas del río Eo, en el límite entre Galicia y Asturias. El río Eo es el eje central que vertebra esta comarca natural, cuyos valores la han hecho merecedora de ser considerada Reserva de la Biosfera por parte de la UNESCO. A su gran valor natural y paisajístico, se une el antropológico y etnográfico. La acción del hombre a lo largo de los siglos ha ido moldeando este territorio, sabiendo conservar en gran medida su riqueza natural. El río Eo nace en Galicia, para ir discurriendo en algunos tramos por Galicia, otros por Asturias y otros justo entre ambas comunidades, sirviendo de frontera geográfica. Y de esta misma forma, sirviendo de frontera, desemboca en el mar Cantábrico formando la Ría de Ribadeo.

Río Eo

Una forma de descubrir este tesoro natural que es la Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Terras de Burón es acercarse a él a través de esta ruta. En ella, como decía, además de disfrutar de su gran riqueza natural, podremos conocer otro de los pilares de la reserva, su valor etnográfico.
La Vía verde del Eo (también llamada "Ruta del ferrocarril" o "Vía natural do Eo") aprovecha el antiguo trazado de un tren minero para mostrarnos los encantos de esta comarca. Este tren minero, que funcionó entre 1903 y 1964, servía para transportar el mineral extraído de los yacimientos de Vilaodrid (Lugo) hasta el puerto de Ribadeo (Lugo), en donde se embarcaban hacia su destino definitivo. Aunque pronto prestó también servicio de viajeros, siendo la primera gran infraestructura de comunicaciones de toda esta comarca galaico-asturiana.

Minas de Vilaodrid (A Pontenova) en funcionamiento

Actualmente se encuentran habilitados para poder ser recorridos unos 12 km, la mitad de ellos por territorio gallego y la otra mitad por tierras asturianas. La ruta puede hacerse partiendo de A Pontenova (Lugo) hasta llegar a San Tirso de Abres (Asturias) o a la inversa. Personalmente recomiendo el primer sentido, ya que la parte gallega está asfaltada, y podemos dejar para el final la parte más naturalizada. Aunque aquí describiré la ruta al revés, partiendo de San Tirso de Abres. En cualquier caso, si queremos hacerla caminando, es recomendable disponer de un medio de transporte que nos lleve de regreso al lugar de partida, si no queremos hacer 24 km. Otra buena opción es hacerla en bicicleta, para lo que está perfectamente habilitada, y de este modo podemos hacer todo el recorrido de ida y vuelta. En un futuro está previsto que la ruta pueda hacerse completamente desde A Pontenova hasta Ribadeo, pero este último tramo está aún sin habilitar.

Túnel
Una buena opción para iniciar la ruta es partir del estacionamiento que hay en el área recreativa de San Tirso de Abres, junto al río, cerca del polideportivo. Esta zona es muy interesante, y caminando desde aquí, en unos 5 minutos, podemos llegar al recorrido de la senda propiamente dicho. A los pocos metros de comenzar la ruta ya tenemos que atravesar uno de los antiguos túneles del ferrocarril. Todos ellos están iluminados en el interior, aunque no está de más llevar una linterna o frontal.

Central eléctrica en desuso
Una de las primeras paradas de interés es esta central eléctrica del siglo pasado, que a pesar de estar abandonada, está en muy buenas condiciones y se pueden ver las instalaciones que generaban la electricidad. Es toda una muestra de las muchas utilidades que desde siempre los habitantes de esta comarca han sabido sacar al río.

Cartel explicativo
Instalaciones abandonadas de la central
A lo largo de toda la ruta vamos acompañando al río Eo, unas veces muy cerca de su curso, y en otras algo más alejados, lo que nos permite obtener unas hermosas panorámicas del paisaje.

Río Eo

También hay que estar atentos a la fauna que habita en este rico ecosistema. Nosotros en nuestra caminata pudimos disfrutar observando aves como el martín pescador, el cormorán o el mirlo acuático, así como algunos reptiles.

Cormorán

Culebra de agua / Natrix maura
Pero sin duda lo más fácil de ver y de disfrutar, tanto para entendidos como para neófitos, son sus hermosos paisajes.



Tras algunos kilómetros de recorrido y el paso de algunos túneles, llegamos a una zona en la que, desviándonos por un sendero que baja a la derecha, podemos cruzar el río por un puente colgante. Esta es una buena zona para hacer un descanso y reponer fuerzas.

Puente colgante sobre el río Eo

Volviendo a la vía verde, unos metros más adelante se encuentra otro desvío también a la derecha que nos lleva hasta una presa. Aquí podemos ver tanto la presa como otra infraestructura también creada por el hombre, en este caso para ayudar a la naturaleza. Se trata de una escala de salmones que permite a estos peces superar este obstáculo en su camino hacia la parte alta del río, en donde desovarán.

Presa y escala de salmones - Río Eo
Cartel informativo
Volviendo a la vía verde, y un poco más adelante, nos encontramos con el túnel más largo del recorrido, de 233 metros de longitud. Como decía, estos túneles están provistos de iluminación. Disponen de lámparas fluorescentes que están equipadas con sensores de movimiento, de tal forma que las luces únicamente se encienden cuando entramos en el túnel. Además, el sistema se alimenta de energía solar, como atestiguan las placas y los acumuladores que se pueden observar junto a los túneles.

Interior del túnel
Poco después llegamos a la parte final del tramo asturiano de la ruta, como se indica en este cartel. Y justo en este punto tenemos que cruzar la carretera nacional. Deberemos de hacerlo rápidamente y con mucha precaución, ya que es una zona con cierto peligro.

Final del tramo asturiano
A partir de aquí la ruta se encuentra asfaltada en todo su recorrido hasta llegar a la localidad de A Pontenova. Además, la calzada es compartida con algunos coches que la utilizan para llegar a alguna de las aldeas por las que pasa, aunque el tráfico es muy poco, y no entraña mayor peligro, pero aún así debemos de estar siempre atentos.

Tramo gallego de la ruta
No obstante, el paisaje sigue siendo el mismo y los rincones a los que podemos acceder tienen el mismo encanto.

Río Eo
También en este tramo podemos admirar elementos etnográficos como los casetos, construcciones hechas por los lugareños al pié de la antigua vía y que eran utilizados para diversos fines.

Cartel informativo

Caseto
El río no dejará de depararnos sorpresas en todo este recorrido. En este caso sorprendimos a un mirlo acuático buscando alimento en A Pontenova.

Mirlo acuático / Cinclus Cinclus / Merlo rieiro
Río Eo a su paso por A Pontenova
Finalizamos la caminata en la localidad gallega de A Pontenova. Como explicaba al principio, este era el origen del recorrido del tren de Vilaodrid. En sus hornos cargaba el mineral que tras su recorrido descargaba en Ribadeo. 

Estado actual de los antiguos hornos en A Pontenova
Cartel informativo
Aunque la última parte del tramo, hasta Ribadeo, no está practicable, sí que es recomendable ir a visitar en esta localidad el parque etnográfico del "Cargadeiro". Es el lugar en donde el tren descargaba el mineral a los barcos que fondeaban en la Ría de Ribadeo para llevar la carga a su destino final. Esta zona está rehabilitada y se puede ver cómo era el proceso final del recorrido del tren minero.

Imágenes y texto propiedad de:
Enrique Sampedro Miranda
Ría de Ribadeo: http://ria-de-ribadeo.blogspot.com

3 comentarios:

  1. Boa (e bonita) entrada, Quique. Pero pásame urxentemente a localización desa Cobra viperina (Natrix maura), da maneira máis detallada posíbel. Se pode ser con datos GPS/UTM, moito mellor. Nos traballos de prospeción do Atlas de herpetos apareceu na Pontenova, pero non conseguimos detectala río abaixo. Quizá ésta cobra túa estea nunha cuadrícula nova. Tratándose de ofidios todas as citas son moi valiosas, pero no caso concreto da maura, rarísima no extremo norte galego é vital dispor de toda a información actualizada.
    Unha aperta.

    ResponderEliminar
  2. Pásoche os datos do punto exacto no que a vimos por email Xabi. Gracias polo comentario.

    ResponderEliminar
  3. Pon algunos más animales

    ResponderEliminar